Objetivos  de Encuesta Continua de Tendencias de Consumo de Opción Consultores

La Encuesta Continua brinda información trimestral de caracterización de los consumidores – valores, actitudes, hábitos y comportamientos – con el objetivo de aportar información para una mejor relación entre organizaciones y sus públicos objetivos.

A continuación se presentan resultados correspondientes a la encuesta aplicadas en el mes de Julio de 2016, referente a ponderación de los atributos precio y calidad en las decisión de compra de productos y servicios.

Presentación de Resultados

Gráfico N°1 – Compra de alimentos: precio vs. calidad – Segmentado por sexo, edad, región y nivel educativo.

Pregunta – Actualmente cuando realizás compras de alimentos, dirías que…:

 

Predomina la valoración del atributo precio en las decisiones de compra  de Alimentos

En un nuevo contexto económico el precio es, en términos generales, más valorado que la calidad en la elección de productos alimenticios. Como se observa en el gráfico, en el año 2012, sólo un 14% de la población expresaba priorizar el precio en relación a la calidad al momento de elegir la compra de sus alimentos.  Dicha proporción crece a 36% en la actualidad, siendo mayor al segmento que prioriza la calidad en relación al precio – 30% –. También es importante destacar que la tendencia a valorar en mayor medida el precio en relación a la calidad se acentúa entre las mujeres – 39% –, los jóvenes – 53% – y las personas de nivel educativo bajo y medio.

 

Gráfico N°2 – Compra de servicios: precio vs. calidad – Segmentado por sexo, edad, región y nivel educativo Pregunta - Y cuando adquirís servicios como telefonía, seguros, salud, entre otros, dirías que:

Crece la valoración del atributo “precio” en las decisiones de contratación de “servicios”, pero aún es mayor el peso del atributo “calidad”

Para la contratación de “servicios” la “calidad” continúa siendo un atributo más valorado en relación al “precio”. No obstante, crece la valoración del atributo “precio” en relación al año 2012 – duplicándose la población que prioriza dicho atributo en la contratación de servicios –.  Se observa las mismas tendencias observadas en las motivaciones de compra de alimentos: las mujeres valoran en mayor medida el precio en relación a los hombres, al igual que los jóvenes y las personas de nivel educativo medio y bajo.

 

Reflexiones Finales

  • Los cambios en el contexto económico y en el clima de “confianza de los consumidores”  impactan en los comportamientos de compra de los uruguayos. Según el “Tracking de Confianza del Consumidor” de Opción Consultores, un 49% de la población uruguaya expresaba en junio de 2012 que su situación económica era muy buena o buena, mientras que en Agosto de 2016 sólo un 38% de la población valora su situación económica de ese modo.

  • Probablemente, dicho cambio de contexto explique que un  36% de los uruguayos expresen  que priorizan el “precio” en relación a la “calidad” al momento de elegir sus alimentos – proporción mayor al 30% que expresa priorizar la “calidad” –.
  • Si bien en la compra de servicios la valoración de la “calidad” permanece como el atributo más valorado – 35% valora en mayor medida la “calidad” y 25% valora en mayor medida el “precio” –, se duplica el peso del atributo “precio” en relación a la medición de 2012.
  • Por último, puede concluirse que el nuevo contexto económico predispone a los consumidores a valorar en mayor medida estrategias de bajo coste en la propuesta de las empresas, aún cuando la calidad permanece en un lugar protagónico en las decisiones de compra – si se suman las personas que priorizan calidad y las que dan igual peso a calidad y precio se observa un peso del 67% en alimentos y del 65% en servicios.

Metedología

Los resultados se basan en una encuesta on line a muestra de 1532 individuos  mayores de 18 años, residente en hogares particulares de todo el país – zonas urbanas y rurales –. La muestra se ponderada con el objetivo de obtener proporcionalidad de los distintos segmentos de la muestra – sexo, edad, región y nivel educativo –.