Aprobación de Gobierno – Noviembre 2023

Aprobación de gestión de gobierno Noviembre 2023

Serie histórica de aprobación de gobierno (2020- 2023)

Aprobación de gobierno según voto anterior (octubre 2019)

Aprobación de gestión en economía y seguridad – Noviembre 2023

La aprobación de gestión del gobierno nacional se mantiene estable, alcanzando al 42%, en tanto la desaprobación registra un crecimiento de 8 puntos respecto al trimestre previo, situándose en 32%.

La medición del cuarto trimestre del Monitor de Opinión Pública continúa marcando una tendencia de fuerte estabilidad en la aprobación de la labor gubernamental. Un 12% de los uruguayos sostiene que la gestión es muy buena y otro 30% considera que es buena, guarismos que sumados arrojan un 42% de aprobación. Hablamos ya de seis trimestres consecutivos de variaciones mínimas o nulas en la aprobación, lo que permite concluir que el gobierno cuenta con un piso “duro” de aprobación, resistente ante diversos hechos de coyuntura. Este piso fue nuevamente puesto a prueba en el actual trimestre pues la medición se realizó inmediatamente después de la renuncias de los Ministros de Relaciones Exteriores e Interior y del principal asesor de Presidencia, tras las derivaciones relacionadas al caso Marset. Sin embargo, en el núcleo que previamente aprobaba la labor presidencial, estos hechos públicos relevantes no parecen haber afectado lo suficiente como para variar la nota general otorgada al gobierno.

Donde sí se registran cambios de corto plazo es en la desaprobación de la gestión, que alcanza actualmente el 32%. Frente al trimestre previo, esto significa una variación de 8 puntos. Al mismo tiempo, el actual guarismo se encuentra alineado a los existentes en la mayoría de los trimestres recientes. Podría decirse, por tanto, que no hay evidencia suficiente para concluir que la crisis gubernamental relacionada al caso Marset alteró sustancialmente la estructura de aprobación y desaprobación gubernamental de los últimos dos años. Esto no significa, sin embargo, que las derivaciones políticas de este caso no hayan permeado en la opinión pública en otros sentidos. Por ejemplo, es sugestivo que el porcentaje de quienes declaran que la corrupción es hoy el principal problema del país alcance un inédito 20%, al que debe agregarse un 15% adicional que sostiene que es el segundo problema principal. Se trata del registro más alto de nuestra serie histórica, representando un crecimiento de 5 puntos respecto al trimestre anterior y de 13 puntos respecto a dos años atrás, cuando solo un 7% de los uruguayos nombraba a la corrupción como principal problema del país.

La mirada hacia el gobierno continúa estando fuertemente segmentada por electorados. 7 de cada 10 electores por el oficialismo en las pasadas elecciones aprueban la gestión contra algo menos de 1 cada de 10 que la desaprueba. La relación es hoy inversamente proporcional al interior de los votantes frenteamplistas, donde 66% cataloga la gestión como mala o muy mala (en la serie histórica de electores opositores este es el máximo de desaprobación registrado). Se concluye, por tanto, que el grueso de quienes aprueban al gobierno (concretamente el 80%) son electores de la Coalición.

Por último, resulta relevante observar los juicios poblacionales sobre la gestión económica y en seguridad, tomando en cuenta su centralidad como preocupaciones ciudadanas. En este sentido, hay una clara diferencia en las estructuras evaluativas. De un lado, la gestión económica registra un saldo neutro, que surge de una división en tercios casi perfecta entre quienes aprueban, desaprueban y ni aprueban ni desaprueban. En el último semestre, se registra un leve cambio en dirección de una mayor desaprobación de la gestión económica, que durante la mayor parte del ciclo de gobierno ha estado caracterizada por brechas evaluativas levemente positivas. En contraste, la seguridad registra un saldo claramente negativo (-25), explicado por el hecho de que únicamente 1 de cada 4 uruguayos aprueba esta gestión y 1 de cada 2 la desaprueba. En términos de imagen de gestión, la seguridad constituye claramente el talón de Aquiles del actual gobierno, una tendencia que se ha ido afianzando con el paso del tiempo. Hace un año, por ejemplo, el saldo evaluativo en seguridad era levemente negativo (-7) y hace dos años era claramente positivo (+24).

En suma, el gobierno se encamina a cerrar 2023 y comenzar el año electoral con registros favorables de aprobación a pesar de diferentes turbulencias afrontadas a lo largo del año, donde se destacan la crisis hídrica y las nuevas derivaciones del caso Marset. Esto constituye una noticia favorable para los intereses del oficialismo, aunque también es cierto que la aprobación es inferior a la votación por los partidos de la Coalición en octubre de 2019.

Al mismo tiempo, para el gobierno la temática de la seguridad es un desafío central, dado que continúa profundizándose un deterioro de la imagen de gestión, caracterizada hoy por un amplio saldo negativo. Complementariamente, la evolución de la mirada sobre la labor económica instala una luz amarilla en el oficialismo, en la medida que hay un leve decrecimiento de la aprobación de gestión de dicha área y un porcentaje de evaluación favorable que solo supera levemente al tercio poblacional.

Metodología

  • Tipo de estudio: Encuesta Telefónica de alcance nacional
  • Fecha de realización: 4 al 20 de noviembre de 2023.
  • Universo: Mayores de 18 años residentes en el territorio nacional.
  • Marco Muestral: Números rango de telefonía celular.
  • Muestra: 800 casos.
  • Muestreo: Aleatorio simple.
  • Margen de Error: En el caso de las proporciones de las variables de interés de este informe, el margen de error máximo es de +/-3.9% para un nivel de confianza del 95% y se calcula teniendo en cuenta el diseño muestral y la metodología de ponderación implementada
  • Supervisión y control de campo: Supervisión presencial y grabación del 100% de las encuestas.
  • Ponderación: Los ponderadores son calculados mediante la técnica de calibración conocida como post-estratificación incompleta (rake). Las variables utilizadas para la calibración son: nivel educativo, tramos de edad, género, región de residencia y voto anterior. Dichas variables son utilizadas para reducir posibles sesgos de cobertura y no respuesta (existentes en toda encuesta) al estimar las proporciones de las variables de interés.

Fuente de imagen de portada: Fachada de la Torre Ejecutiva.

Foto: Leonardo Maine – Archivo El País.

(extraída de: www.elpais.com.uy)

Todas las temáticas

Lo más leído

Preferencias Partidarias – Febrero 2024

Preferencias partidarias – Febrero 2024 Preferencias partidarias – Serie Histórica 2021- 2024 Preferencias partidarias – 2014, 2019 y 2024 Intención de voto...

Aprobación de Gobierno – Febrero 2024

Aprobación de gestión de gobierno Febrero 2024 Serie histórica de aprobación de gobierno (2020- 2024) Serie histórica de aprobación de gobierno...

Preferencias Partidarias – Diciembre 2023

Preferencias partidarias – Diciembre 2023 Preferencias partidarias – Serie Histórica 2023 Intención de voto (primer escenario) Intención de voto (segundo escenario) Análisis El Frente...

Noticias relacionadas