Intención de Voto Elecciones Departamentales Montevideo – Julio 2020

Intención de Voto Elecciones Departamentales Montevideo

El Monitor de Opinión Pública presenta información de seguimiento de la opinión pública sobre actitudes relativas a fenómenos políticos y a temáticas sociales de interés para la población uruguaya.

La información brinda insumos para comprender el contexto social en que se desarrolla el ejercicio del gobierno, la política nacional y la vida social de los uruguayos.

 

Resultados

Principales Conclusiones

El Frente Amplio preserva liderazgo en la intención de voto para las elecciones departamentales de Montevideo, con ventaja de 24 puntos sobre la Coalición Multicolor.

El Frente Amplio sigue preservando una diferencia importante ante el bloque multicolor de cara a las elecciones departamentales de la capital. La tercera medición del año confirma una tendencia básicamente estable, con oscilaciones menores comprendidas dentro del margen de error estadístico. Hoy, la ventaja a favor del FA es de 24 puntos (en febrero fue de 27 puntos y en mayo de 23 puntos).

Respecto a votaciones anteriores, esto supone un agrandamiento de la brecha tanto respecto a la elección departamental de 2015 como al resultado del pasado balotaje de noviembre. En aquellas instancias, las distancias por bloque a favor del FA fueron de 13 y 14 puntos respectivamente. La ampliación de la brecha entre bloques se explica por los niveles diferenciales de fidelización de los electores: mientras el FA está captando hoy al 90% de quienes votaron por su candidato en el balotaje, la Coalición Multicolor retiene un 75%. Similares diferencias de fidelización se habían observado en las encuestas de febrero y mayo.

Dado que se trata de una competencia binaria, para que la Coalición Multicolor revierta la tendencia y triunfe, debería existir una transferencia cercana a los 12 puntos desde el electorado hoy frentista hacia la candidata única del bloque multicolor (Laura Raffo). Sin estar cerrada la disputa, a priori este se configura como un desafío de difícil alcance para la oposición capitalina. Por tanto, las perspectivas de renovación del gobierno departamental para el FA son ciertamente favorables.

En la competencia interna del FA, el panorama es de alta incertidumbre y creciente paridad entre los tres candidatos.

Con el paso de los meses la interna frentista se ha tornado cada vez más pareja, producto de una reducción en la intención de voto a Daniel Martínez y un crecimiento de Carolina Cosse y Alvaro Villar. En la actualidad, Cosse tiene un 1 punto de ventaja sobre Martinez y 5 sobre Villar. La paridad entre Cosse y Martinez puede definirse como un empate técnico. Además, las distancias entre los tres contendientes están todas dentro del margen de error por lo que hoy podemos hablar de una competencia estructurada en tercios parejos. El carácter interno de la competencia exige especial cautela. Como las elecciones internas presidenciales, en estos casos las preferencias son más volátiles y la campaña de los candidatos será decisiva para el resultado de la elección.

Un dato que ilustra la posibilidad de que existan nuevos trasiegos al interior del FA es la seguridad de voto de la ciudadanía montevideana. Dentro de quienes votarían a alguno de los candidatos a intendete del FA, hay un porcentaje significativo de votantes inseguros: 26% entre quienes eligen a Cosse, 29% entre quienes votarían a Martinez y 30% entre quienes se inclinan por Villar. De la decisión final de estos votantes (que en su mayoría tienen claro que votarán por el FA pero que podrían finalmente volcarse por un candidato diferente al actualmente elegido) dependerá en buena medida el resultado de la elección. En cambio, luce más firme el voto a Laura Raffo, con un 86% de votantes seguros, tendencia razonable dado que el bloque multicolor no presenta competencia interna.

Otra de los interrogantes centrales está planteada por la situación de Álvaro Villar, quien tiene un leve rezago frente a Martínez y Cosse pero que cuenta con potencial de crecimiento a través de la captación de electores que aún no están familiarizados con su figura. Actualmente, 22% de la ciudadanía declara no conocer a Villar, contra un 6% en el caso de Cosse y solo un 3% en el caso de Martínez. El desconocimiento de Villar es mayor en los segmentos frentistas de bajo nivel educativo, allí donde el principal sector político que lo respalda (el MPP) tiene tradicionalmente más fortaleza competitiva. Esto agrega todavía más incertidumbre al panorama.

Otra gran pregunta que plantea la competencia al interior del FA es si la ciudadanía frentista continuará dividida en tercios similares o si evolucionará hacia un formato más binario de preferencias. Si ocurriera lo segundo, podría generarse una “fuga” de votos desde el candidato percibido con menor chance hacia los dos contendientes principales. En ese caso, la clave sería saber cuán parejo o desparejo sería ese trasiego de votos al interior del FA. Es todavía muy temprano para saber si este proceso tiene posibilidades ciertas de generarse y, si ocurriera, qué candidato saldría favorecido.

Por último, es bueno tener presente que la competencia interna frentista podría afectar el resultado por bloques. En especial, cuanto mayor sea la paridad en la interna frentista, más incentivos tendrán los electores para votar al interior del FA. Aunque hay un piso multicolor que luce firme, un trasiego de votos hacia el FA podría ser importante para dilucidar la elección. A la inversa, la fidelización del electorado multicolor se verá favorecida en el caso de un escenario frentista más despejado en favor de uno de los candidatos.

En suma, mientras la campaña toma lentamente calor, las dos competencias que conforman la carrera electoral montevideana evolucionan de forma muy diferente. De un lado, la competencia por lema se muestra estable, con una ventaja importante del Frente Amplio que lo posiciona favorablemente para renovar el gobierno departamental por séptima vez consecutiva. En cambio, la competencia interna frentista registra variaciones en dirección de una mayor paridad entre sus candidatos, habiéndose neutralizado la ventaja previa de Daniel Martínez y consolidándose un panorama de muy alta incertidumbre respecto al resultado de la elección.

 

Ficha Metodológica

La información presentada en este informe proviene de una encuesta de telefonía celular a 505 personas mayores de 18 años que votarán en la elección departamental de Montevideo, incluyendo residentes en el interior del país. La medición fue realizada entre el  13/7/2020 y el 17/7/2020 sobre la base de un muestreo aleatorio simple a números rango de telefonía celular. El margen de error muestral estadístico máximo es de +/-4.5% con un 95% de nivel de confianza. Los resultados se encuentran ponderados por nivel educativo, sexo, edad y voto en el balotaje 2019 (parámetros montevideanos). La encuesta fue contratada por Montecarlo Televisión en conjunto con  diversos actores políticos.

 

 

* Ante cualquier consulta relativa a éste informe u otros servicios comunicarse con Opción Consultores info@opcion.com.uy; Tel. (598) 2413-6509.

Todas las temáticas

Lo más leído

Monitor de Opinión Pública: Aprobación de gobierno Octubre – 2020

  Aprobación de Gobierno – Octubre 2020 El Monitor de Opinión Pública presenta información de seguimiento de la opinión pública, incluyendo...

Encuesta Final de Intención de Voto – Elecciones Departamentales Montevideo

Encuesta Final de Intención de Voto - Elecciones Departamentales Montevideo El Monitor de Opinión Pública Departamental presenta información de seguimiento...

Intención de Voto Elecciones Departamentales Setiembre 2020

Intención de Voto Elecciones Departamentales El Monitor de Opinión Pública Departamental presenta información de seguimiento de la opinión pública departamento...

Noticias relacionadas