Imagen4

Intención de Voto – Mayo 2019

El Monitor de Opinión Pública presenta información de seguimiento de la opinión pública, incluyendo información de actitudes relativas a fenómenos políticos y a temáticas sociales de interés para la población uruguaya.

La información brinda insumos para comprender el contexto social en que se desarrolla el ejercicio del gobierno, la política nacional y la vida social de los uruguayos.

La información presentada proviene de una encuesta de telefonía celular a 800 personas mayores de 18 años residentes en todo el país. La medición fue realizada entre el 13/5/2019 y el 27/5/2019 sobre la base de un muestreo aleatorio simple a números rango de telefonía celular. El margen de error muestral es de +/-3.5% con un 95% de nivel de confianza. Los resultados se encuentran ponderados por nivel educativo y voto anterior del encuestado. La encuesta fue contratada por Montecarlo Televisión en conjunto con  diversos actores políticos.

Los informes son presentados como primicia en los informativos de Telenoche 4.

Resultados 

intencion de voto x partido

intencion de voto serie histórica

2014 vs 2019

plebiscito

Análisis 

Leve ventaja del PN sobre el FA en intención de voto partidaria de cara a octubre

Tras dos meses consecutivos de empate en el primer lugar entre el PN y el FA, se registra en la encuesta de mayo un leve liderazgo del PN con vistas a las elecciones presidenciales y parlamentarias de octubre. En esta oportunidad, el PN capta un 30% frente a un 27% del FA. La tendencia se encuentra dentro del margen de error estadístico como todas las distancias que han existido para un lado u otro entre ambos partidos desde hace tres años en adelante. No obstante, la última vez que el FA lideró las mediciones fue en abril de 2018. Desde allí hubo paridad o leves ventajas a favor del PN.

Para el FA, la fuerte estabilidad de su intención de voto constituye una realidad desafiante, dado que precisará de un caudal significativamente mayor de votantes para llegar con alto poder competitivo a una eventual segunda vuelta. No obstante, el potencial crecimiento del FA sigue latente, entre otros factores porque continúa existiendo una significativa proporción de indecisos (22%), en su mayoría votantes del FA en 2014. Además, la encuesta de mayo es la penúltima que registrará la intención de voto partidaria sin tomarse en cuenta las candidaturas presidenciales de cada fuerza política, hecho que podría generar movimientos importantes, particularmente en los segmentos ciudadanos que basan sus decisiones según su afinidad con los candidatos.

Cabildo Abierto se posiciona como cuarta fuerza política con un 7% y constituye la novedad más saliente de la medición

A sólo dos meses de haberse confirmado la candidatura presidencial del ex Comandante en Jefe del Ejército Guido Manini Ríos, su partido Cabildo Abierto registra un 7% y se posiciona como la cuarta fuerza política del país, a solo 2 puntos del Partido Colorado (que a la inversa muestra una caída en las últimas dos mediciones, situándose hoy en 9%). Se trata de un resultado significativo para un partido que, además, no cuenta con elecciones internas competitivas.

Por análisis adicionales, el electorado que apoya esta nueva alternativa política está nucleado principalmente en el interior del país, es predominantemente de nivel socio-educativo bajo y tiende a auto-definirse como de derecha o centro-derecha.

Además de Cabildo Abierto, otra importante variedad de fuerzas políticas cuentan hoy con posibilidades parlamentarias. El Partido Independiente, por ejemplo, marca en la medición de mayo un 3% de intención de voto, en el marco de una medición que coincidió  con la disolución del acuerdo con el sector UNIR liderado por Fernando Amado. El PI tiene 1 punto más respecto a abril pero 1 punto menos respecto a su promedio histórico de los últimos tres años. Hay, finalmente, otros tres partidos políticos que se aproximan al 1% del electorado. Uno de ellos es el Partido de la Gente, que ha sufrido una caída importante en intención de voto a lo largo de 2019, en el marco de algunas deserciones relevantes y la ampliación de la oferta opositora. Unidad Popular, en tanto, ha tenido una evolución muy estable y sigue perfilado para repetir la representación parlamentaria en la próxima legislatura. Por último, constatamos que la amplia mayoría de quienes hoy eligen la opción “otros partidos” se vuelcan hacia el PERI. En próximas mediciones, el PERI será incorporado a la grilla de partidos que son explícitamente mencionados en nuestra pregunta de intención de voto.

Si se observa la evolución del electorado de 2016 en adelante, se evidencia que existe un electorado opositor que ha ido fluctuando entre diversas alternativas. Estas fluctuaciones probablemente han respondido a cambios en la oferta de candidaturas que no alteran la relación entre bloques (FA versus oposición) pero que sí afectan el peso de las diferentes alternativas opositoras. Se observa así que fenómenos como la confirmación de las precandidaturas de Sanguinetti y Talvi en la interna colorada potenciaron en su momento la intención de voto colorada mientras que recientemente la aparición de la candidatura de Guido Manini Ríos volvió a alterar el panorama, produciéndose variaciones en la intención de voto hacia los partidos que hoy disputan posibilidades parlamentarias. Quedará por verse, con la dilucidación de las internas partidarias y el transcurso de la campaña, qué sucede con este comportamiento del electorado opositor.

Respecto a Mayo 2014, el FA cuenta con 7 puntos menos, la suma PN-PC es similar y los otros partidos crecen 9 puntos.

La comparación con 5 años atrás (es decir a un mismo punto de distancia con la elección) sigue marcando una situación más adversa para el Frente Amplio, que tiene hoy 7 puntos menos de intención de voto respecto a mayo de 2014. Esta comparación ilustra que las perspectivas del actual escenario van rumbo hacia un próximo gobierno sin mayoría parlamentaria y un escenario de balotaje más incierto y más desafiante para el FA. Este caída del FA es la cara inversa del fortalecimiento de otras opciones electorales. En especial, los partidos de oposición no fundacionales suman un 13%, liderados hoy por Cabildo Abierto que capta a la mitad de estos electores. En cuanto a los partidos fundacionales, el Partido Nacional tiene 4 puntos más de intención de voto  y el Partido Colorado 3 puntos menos que hace cinco años, lo que marca que es muy similar el electorado conjunto de los partidos tradicionales, dato importante de cara a una eventual segunda vuelta.

Si se consideran conjuntamente las opciones opositoras al Frente Amplio (sin contar Unidad Popular), se puede concluir que suman 9 puntos más que hace cinco años, captando hoy al 50% del electorado. Esta mayor fortaleza del bloque opositor no significa que la totalidad de dicho electorado se vuelque hacia un eventual candidato de dicho bloque en una eventual segunda vuelta ante el FA. Vale recordar, a modo de ejemplo, que en todas las segundas vueltas celebradas hasta ahora la suma de votos opositores en primera vuelta siempre fue mayor que la suma de votos opositores en el balotaje. Además, cuanto mayor sea la fragmentación partidaria del bloque opositor mayor probablemente será el desafío de convertir los votos de sus diferentes tipos de electores hacia el candidato opositor del balotaje.

El plebiscito de la campaña Vivir sin Miedo continúa registrando un amplio apoyo potencial, captando un 64% de intención de voto. 

La intención de voto hacia el Plebiscito surgido de la campaña “Vivir Sin Miedo” sigue registrando un apoyo importante y claramente mayoritario en el electorado, con 64% dispuesto a votar a favor del mismo, 27% que votaría en contra y 9% que no tiene definido su voto. Esta amplia brecha a favor de la aprobación del plebiscito está explicada sobre todo por su alta popularidad en el electorado opositor, que alcanza a cerca de 8 de cada 10 votantes. En cambio, entre los frentistas solo un 28% votaría la reforma.

Como hemos expresado en previos informes, es necesario tener cautela a la hora de proyectar la suerte del plebiscito. Por un lado, el principal líder impulsor de la reforma (Jorge Larrañaga) es un precandidato que en este momento se encuentra a varios puntos de Lacalle Pou (quien no la apoya) de cara a la elección interna de su partido. A la inversa, la mayoría de los precandidatos de los principales partidos no apoya la reforma. Esta situación implica un riesgo de pérdida de visibilidad a la campaña y constituye una potencial debilidad logística de la reforma en la medida que, en principio, la mayoría de agrupaciones partidarias no ensobrarán la papeleta junto a sus respectivas listas de cara a la elección de octubre. Además, nos hallamos en una fase de campaña centrada en las elecciones internas, siendo factible que, tras las mismas se acentúe la campaña en contra del plebiscito, fundamentalmente de parte del Frente Amplio y organizaciones sociales como sindicatos y agrupaciones estudiantiles.

Esta semana, no obstante, los propulsores de la campaña tuvieron una noticia favorable, al recibir el respaldo de Juan Sartori, precandidato del PN y hoy segundo en intención de voto en la interna nacionalista. Sartori manifestó su compromiso de ensobrar la papeleta en sus listas de cara a la elección de octubre. Esta novedad no está registrada en la medición presentada, finalizada la semana pasada.

* Ante cualquier consulta relativa a éste informe u otros servicios comunicarse con Opción Consultores info@opcion.com.uy; Tel. (598) 2413-6509.