Imagen5

El Monitor de Opinión Pública presenta información de seguimiento de la opinión pública, incluyendo información de actitudes relativas a fenómenos políticos y a temáticas sociales de interés para la población uruguaya.

La información brinda insumos para comprender el contexto social en que se desarrolla el ejercicio del gobierno, la política nacional y la vida social de los uruguayos.

La información presentada proviene de una encuesta de telefonía celular a 800 sujetos mayores de 16 años residentes en todo el país. La medición fue realizada entre el 4/6/2018 y el 14/6/2018 sobre la base de un muestreo aleatorio estratificado proporcional con cuotas de sexo y edad. El margen de error muestral es de +-3.5% con un 95% de nivel de confianza. Los resultados se encuentran ponderados por nivel educativo y voto anterior del encuestado. La encuesta fue contratada por Montecarlo Televisión en conjunto con  diversos actores políticos.

 Los informes son presentados como primicia en los informativos de Telenoche 4.

 

Resultados

Gráfico 1. Nivel de Aprobación a Campaña de Firmas VSM

Imagen1

Gráfico 2. Aprobación Campaña VSM según Intención de Voto

Imagen2Gráfico 3. Aprobación Campaña VSM según Edad

Imagen3Gráfico 4. Opinión sobre Efectos de Eventual Reforma Constitucional VSM

Imagen4

Análisis 

Sobre finales de mayo del corriente año, el sector Alianza Nacional liderado por el Senador Jorge Larrañaga lanzó una campaña de recolección de firmas para realizar un plebiscito de reforma constitucional (que en caso de celebrarse se haría en simultaneo a las elecciones nacionales de octubre 2019). La campaña (nombrada “Vivir sin Miedo”) impulsa la concreción de cuatro grandes medidas de reforma constitucional: la creación de una Guardia Nacional que habilitaría a los militares a colaborar con la policía en tareas de seguridad interna; la posibilidad de realizar allanamientos nocturnos por parte de la policía; el establecimiento de prisión perpetua revisable para delitos de extrema gravedad y el cumplimiento efectivo de la pena para delitos graves, eliminándose así las salidas anticipadas por buena conducta y otros factores atenuantes. Para concretarse el plebiscito, la campaña debe obtener el apoyo del 10% de los habilitados (alrededor de 270.000 firmas). En este informe, evaluamos el nivel de apoyo poblacional hacia dicha iniciativa a las pocas semanas de haber comenzado la misma.

En primer lugar, preguntamos a la población su disposición a firmar en dicha iniciativa. Al respecto, cerca del 4% respondió haber firmado y otro 36% declaró que probablemente firmará. Si tomamos en cuenta que son necesarias las firmas de un 10% de los electores habilitados para concretar el plebiscito, los datos presentados sugieren un escenario favorable para los impulsores de la campaña. Bastaría que una cuarta o quinta parte de los electores que creen que firmarán lo hagan para que el plebiscito se concretara. La segunda conclusión relevante es que quienes manifiestan oposición a la campaña son hasta ahora una minoría poblacional: hablamos del 21% que declaró que cree no firmará. Finalmente, vale la pena destacar un 18% de la ciudadanía que declaró no conocer la campaña, un hecho que marca la existencia de un significativo segmento con bajo nivel de información sobre temas políticos. Recuérdese, en este sentido, que el  lanzamiento de la campaña VSM fue uno de los hechos políticos más debatidos del  segundo trimestre del año así como un acontecimiento altamente difundido en medios de prensa y redes sociales.

Al analizar el apoyo a la campaña VSM según intención de voto para las próximas elecciones nacionales, se observa una fuerte división entre el electorado frentista y de oposición. Entre el electorado frentista, quienes probablemente no firmarán casi quintuplican a quienes firmaron o creen que firmarán (48% versus 10%). En tanto, en el electorado de oposición, es muy similar el comportamiento sin importar si el partido escogido es el Partido Nacional, el Partido Colorado o el Partido de la Gente.  Cerca de 6 de cada 10 de dichos electores apoya la campaña (compuesto por una minoría que ya firmó y una mayoría que cree que firmará) y sólo entre un 6% (PN), un 8% (PG) y un 12% (PC) se muestra proclive a no firmar. En la población indefinida, en tanto, hay una situación de prevalencia respecto a la voluntad de firmar aunque bastante más matizada que en el caso del electorado de oposición: aquí los firmantes potenciales alcanzan el 37%, casi duplicando a quienes no estarían dispuestos a firmar (19%).

Por análisis complementarios, no se observó una predilección particularmente fuerte hacia la campaña dentro del electorado con preferencia de voto hacia Jorge Larrañaga, impulsor de la iniciativa y pre-candidato presidencial del PN. Es decir, dentro del electorado de oposición PN-PC-PG, la campaña ha sido hasta ahora pareja en su capacidad de captación de adherentes (reales o potenciales) sin importar ni la fuerza política ni el candidato preferidos (las sub-muestras de votantes del PI o UP son demasiado pequeñas para sacar conclusiones al respecto). Este hecho es relevante en la medida que la propuesta del Senador Larrañaga no ha sido hasta ahora respaldada por ninguno de los pre-candidatos oficializados de dichas fuerzas políticas: Edgardo Novick por el PG; José Amorín Batlle y Fernando Amado por el PC; Verónica Alonso y Luis Lacalle Pou por el PN.

En el Gráfico 3, en tanto, se observa el apoyo a la campaña según edad. En este plano, de un lado se aprecia que aunque en todos los segmentos es más grande el porcentaje que apoya que aquel que rechaza la campaña, la brecha es mayor en edades intermedias y en adultos mayores que en el caso de la población joven.

El otro punto destacable de este gráfico es el fuerte nivel de desconocimiento de la campaña en el tramo de adultos jóvenes (18 a 34 años). El fuerte nivel de desconocimiento en la población más joven sobre un hecho político relevante es congruente con datos adicionales relevados por Opción en sus encuestas continuas y estudios especiales y constituye una señal significativa para el sistema político en su conjunto, que se enfrenta al fuerte desafío de renovar el interés y el involucramiento en temas políticos por parte de las generaciones que compondrán el grueso del electorado nacional en el mediano y largo plazo.

Finalmente, más allá del apoyo o rechazo a la campaña de firmas, en el Gráfico 4 se comprueba que un 59% considera que las propuestas impulsadas por la campaña bajarían la criminalidad en caso de ser aprobadas, otro 28% opina que los delitos no crecerían ni descenderían, un 5% sostiene que crecerían y 8% no sabe o no contestó la pregunta. Como es esperable, entre quienes son proclives a firmar (o ya firmaron) la amplía mayoría (80%) sostiene que los delitos bajarían si la reforma se aprobase. A la inversa, entre quienes no apoyan la campaña, la mayor parte (58%) considera que los delitos se mantendrían como actualmente y otro 11% sostiene que crecerían.

En suma, sostenido fundamentalmente en un apoyo prevalente y parejo por parte del electorado de oposición, la campaña de firmas Vivir Sin Miedo cuenta hoy con un 40% de potenciales adherentes y un rechazo del 21%, mientras el segmento de quienes no han tomado posición alcanza al 39% (sumando a quienes no saben si firmarán y a quienes no conocían la campaña al momento de la encuesta). Con estos números, el escenario más probable es el de realización de un plebiscito de reforma constitucional en 2019, dado que es suficiente con contar con un 10% de firmas del padrón de ciudadanos habilitados.

 * Ante cualquier consulta relativa a éste u otros servicios comunicarse con Opción Consultores info@opcion.com.uy ; Tel. (598) 2413-6509