Monitor-OP

El Monitor de Opinión Pública presenta información de seguimiento de la opinión pública, incluyendo información de actitudes relativas a fenómenos políticos y a temáticas sociales de interés para la población uruguaya.

La información brinda insumos para comprender el contexto social en que se desarrolla el ejercicio del gobierno, la política nacional y la vida social de los uruguayos.

La información presentada proviene de una encuesta de telefonía celular a 600 sujetos mayores de 16 años residentes en todo el país. La medición fue realizada entre el 15/12/2017 y el 22/12/2017 sobre la base de un muestreo aleatorio estratificado proporcional con cuotas de sexo y edad. El margen de error muestral es de +-4% con un 95% de nivel de confianza. Los resultados se encuentran ponderados por nivel educativo y voto anterior del encuestado. La encuesta fue contratada por Montecarlo Televisión en conjunto con  diversos actores políticos.

Los informes son presentados como primicia en los informativos de Telenoche 4.

Confianza en el sistema judicial – Total País

Gráfico 1: Si usted fuera víctima de un robo o asalto, ¿cuánto confiaría que el sistema judicial castigaría al culpable?

confianza sistema judicial

Confianza en el sistema judicial según Nivel Socioeconómico

Gráfico 2: Si usted fuera víctima de un robo o asalto, ¿cuánto confiaría que el sistema judicial castigaría al culpable?

 

confianza sistema judicial NSE

Confianza en el sistema judicial según Voto en Elecciones 2014

Gráfico 3: Si usted fuera víctima de un robo o asalto, ¿cuánto confiaría que el sistema judicial castigaría al culpable?

 

confianza sistema Judicial seguen elecciones 2014Análisis Confianza en el Sistema Judicial

  • Predomina en la sociedad uruguaya una evaluación negativa en torno a la capacidad del sistema judicial de sancionar con eficacia robos o asaltos. Casi 4 de cada diez uruguayos no confía “nada” en esta capacidad del sistema judicial y casi 3 de diez confía “poco”.
  • La diferencia entre quienes confían al menos algo en que el sistema judicial castigaría a los culpables de tales delitos versus quienes confían poco o nada es de 39 puntos (29% versus 68%).
  • Analizada según diferentes segmentos de población, se destaca una muy diferente valoración sobre el sistema judicial según nivel socio-económico. En especial, entre quienes proceden de estratos bajos, un 48% no confía nada que el sistema judicial sería capaz de castigar al culpable en caso de robo o asalto, frente a un 40% de sectores medios y un 30% de sectores altos.
  • Al analizar según voto en las pasadas elecciones, se observa que los frenteamplistas tienen mayor confianza frente a los votantes de partidos tradicionales. No obstante, en todos los partidos predominan aquellos con poca o nada de confianza.

 

Conclusiones Confianza en el Sistema Judicial

  • Para este estudio Opción Consultores decidió replicar una pregunta habitualmente formulada por el Barómetro de las Américas, encuesta aplicada regularmente a los países del continente incluyendo Uruguay. En la última versión del Barómetro (2016-2017), 65% de los uruguayos declaró tener poca o nada confianza en la sanción delictiva por parte del sistema judicial, dato que está en línea con el 68% registrado por Opción Consultores en diciembre de 2017 y reportado en este informe.
  • Probablemente, Uruguay está experimentando un incremento en materia de desconfianza en la capacidad de la justicia en sancionar de delitos contra la propiedad. Respecto a la medición de 2012, el Barómetro de 2016-2017 registró un incremento de 6 puntos en quienes confían poco o nada en que el sistema judicial castigaría a los responsables de un robo o asalto. Esta tendencia de creciente desconfianza está en consonancia a lo que sucede en la mayor parte de países latinoamericanos.
  • Para una evaluación más integral de la confianza poblacional sobre el proceder del sistema judicial es necesaria la aplicación de preguntas adicionales (ej: confianza en general, confianza en la sanción de delitos contra la persona, confianza en la independencia del poder judicial frente a otros poderes, etc.).
  • La tendencia observada por Opción Consultores de creciente desconfianza en la resolución de delitos cuanto menor es el nivel socioeconómico podría estar vinculada tanto a la distinta frecuencia como a la diferente capacidad de esclarecimiento de los delitos según la zona de ocurrencia de los mismos.
  • Sólo a modo de ejemplo, según estadísticas oficiales, las zonas más pobres de la ciudad de Montevideo tienen mayor propensión a registrar rapiñas y hurtos. También en dichas zonas hay indicios de una menor efectividad en el esclarecimiento delictivo. Los llamados “ajustes de cuentas” –delitos con relativa alta probabilidad de no resolución– son por ejemplo más comunes en los barrios de menor nivel socioeconómico.
  • Una baja confianza en la capacidad del sistema judicial para la resolución de delitos puede operar como un factor de desincentivación para la denuncia de los mismos. Por ello, con los datos observados de alta desconfianza, es razonable complementar las estadísticas delictivas basadas en denuncias con encuestas de victimización. Ello favorecería un mejor registro de la incidencia de delitos en el país.