Intención de Voto por Regiones del País

El Monitor de Opinión Pública presenta información de seguimiento de la opinión pública, incluyendo información de actitudes relativas a fenómenos políticos y a temáticas sociales de interés para la población uruguaya.

La información brinda insumos para comprender el contexto social en que se desarrolla el ejercicio del gobierno, la política nacional y la vida social de los uruguayos.

 

Resultados

Intención de Voto por Región – Julio/Agosto 2019

Si las elecciones nacionales fueran el próximo domingo, entre los siguientes candidatos a presidente ¿A cuál votaría? (Se leen nombres de candidatos y partidos)

 

 

Peso de los electorados regionales respecto al total:

Montevideo: 39%; Litoral: 16%; Canelones: 14%; Noreste: 11%; Este: 11%; Centro: 8%

 

Análisis

Importantes Diferencias en las preferencias electorales emergen al Desagregar al Electorado según regiones.

Hace algunas semanas, al presentar nuestros datos de intención de voto de agosto, exhibíamos una diferencia importante entre el electorado montevideano y del interior, por ejemplo mostrando un liderazgo del Frente Amplio en la capital (del que provienen cerca de 4 de cada 10 electores) y del Partido Nacional en el resto de los departamentos. Esta dicotomía básica, sin embargo, esconde algunas disparidades regionales importantes. Trabajando conjuntamente con nuestras encuestas de julio y agosto, mostraremos algunas variaciones importantes en las actuales preferencias electorales de los ciudadanos que habitan fuera de la capital, mediante una tipología regional de 5 categorías. Se trata de una tipología similar a las empleadas en diversos análisis de opinión pública y desarrollo social.

Una primera conclusión a destacar es que el Frente Amplio lidera en intención de voto en dos regiones: Canelones (tratado por separado por sus peculiaridades demográficas y sociales) y litoral. En Canelones su ventaja es de 9 puntos y en el litoral de 2 puntos sobre PN, segunda fuerza política en preferencias. Vale destacar que en varios departamentos comprendidos en estas dos regiones el FA gobierna también en el plano departamental, con intendencias propias en Canelones, Salto, Río Negro y Paysandú. Además en estas regiones (junto a Montevideo) el FA ganó por mayor diferencia en la primera vuelta de 2014 (obtuvo 48% en el litoral en y 53% en Canelones con ventaja de 15 y 23 puntos frente al PN). Vale destacar asimismo que en el caso de las preferencias electorales en Canelones, las mismas son muy parecidas a las montevideanas (ya mostradas en informes previos).

Una segunda conclusión relevante es que el PN tiene un fuerte y cómodo liderazgo en intención de voto en la región centro y un liderazgo de varios puntos de ventaja en el este del país, donde suma 36% y 28% respectivamente. La mayor parte de los departamentos que componen ambas regiones suelen ser bastiones electorales del PN (más aún en elecciones departamentales) aunque también es cierto que en octubre de 2014 el PN tuvo alta paridad ante el FA. De hecho, el FA superó al PN por 1 punto en la región centro y por 2 puntos en el este del país.

Un tercer hallazgo significativo es la fuerte paridad en la región noreste entre las cuatro fuerzas políticas principales del país. En esta región solo existen 5 puntos de ventaja entre quien lidera (PN) y quien se ubica cuarto en preferencias (PC). Dentro de esta situación de alta paridad, el dato más llamativo es que Cabildo Abierto, que por primera vez comparecerá en elecciones presidenciales-parlamentarias, es el segundo partido en preferencia con un 23% de las adhesiones. Si bien esta tendencia llama la atención en el marco de un sistema político predominantemente estable, debe recordarse la destacada votación de CA en las elecciones internas en la mayoría de los departamentos del nordeste.

Sin competencia interna alguna (a diferencia tanto del PN, PC y FA), Cabildo Abierto fue la tercera fuerza más votada en Cerro Largo, Rivera y Artigas. El este del país es la otra región donde Cabildo Abierto registra una singular fuerza competitiva, captando a 1 de cada 5 electores. También en varios departamentos de esta región, CA había anunciado un posicionamiento interesante en las elecciones internas, por ejemplo en Rocha donde obtuvo 12% de los votos y en Treinta y Tres donde recogió un 8%.

Por último, cabe comparar la situación electoral actual con la votación en octubre de 2014 para comprender mejor el posicionamiento de los partidos.  Esta comparación debe tomar en cuenta que resta por saber el comportamiento de los indecisos (que van del 9% al 19% según la región considerada) y que existe una relativa alta fluidez del voto (especialmente al interior de la oposición) por lo cual nuevas variaciones en intención de voto podrían alterar el balance de fuerzas de los partidos.

Se concluye por un lado que para votar igual que en 2014 el FA debería crecer entre 19 y 24  puntos según la región de referencia. Si bien en todas las regiones existe un significativo porcentaje de electores indefinidos (de los cuales un porcentaje importante es más cercano al FA), por la magnitud de la diferencia entre su votación 2014 y su intención de voto actual, para alcanzar este objetivo el FA debería captar no sólo a la amplia mayoría de estos votantes indefinidos sino también a una parte de quienes hoy votarían opciones opositoras. Esto resulta un desafío difícilmente alcanzable y robustece para todas las regiones la hipótesis de pérdida de votación del FA respecto a la elección presidencial pasada. Por su lado, el Partido Nacional también debería crecer de aquí a octubre en cada región para votar igual o mejor que en 2014 (aunque su desafío de crecimiento es bastante menor al que enfrenta el FA). Este objetivo luce alcanzable en regiones como el centro y el sur (donde el PN debería votar 5 o 6 puntos más de su intención de voto actual para igualar sus resultados de 2014). En cambio, la situación es más desafiante para el PN en el noreste y el este, donde debería votar 14 y 11 puntos por encima de su intención de voto actual para alcanzar su votación de 2014. Esta pérdida de caudal electoral posiblemente está correlacionada al fuerte posicionamiento que ha logrado Cabildo Abierto en dichas áreas del país. El Partido Colorado, en tanto, presenta en julio-agosto una perspectiva de crecimiento en la región centro y en Canelones, donde su intención de voto supera a su votación de 2014 en 4 y 3 puntos (con el aditivo de que además hay un 9% y 19% de indefinidos en ambas regiones). Finalmente, si se considera al grupo de partidos alternativos a los tres principales, se configura un escenario tentativo de fuerte crecimiento, siendo la irrupción de Cabildo Abierto el principal factor explicativo. En todas las regiones, la suma de intención de voto del resto de los partidos en competencia es mayor a la votación de 2014 que tuvieron agregadamente el PI, UP y  el PERI. En el litoral, el crecimiento de los otros partidos es de 6 puntos, en Canelones de 9 puntos, en el centro del país de 11 puntos, en el este de 17 puntos y en el nordeste de 25 puntos. De mantenerse o incrementarse esta tendencia, todas las regiones del interior contribuirían a incrementar el nivel de fragmentación del próximo parlamento.

 

Ficha Metodológica

La información presentada proviene de las encuestas nacionales de julio y agosto de Opción, con un total de 1.617 encuestados. El margen de error muestral es de +/-2.4% para toda la muestra con un 95% de nivel de confianza (análisis por submuestras están sujetos a mayores márgenes de error). Los resultados se encuentran ponderados por nivel educativo y voto anterior del encuestado. La encuesta fue contratada por Montecarlo Televisión en conjunto con  diversos actores políticos.

 

* Ante cualquier consulta relativa a éste informe u otros servicios comunicarse con Opción Consultores info@opcion.com.uy; Tel. (598) 2413-6509.