Imagen4

Aprobación de Gobierno

El Monitor de Opinión Pública presenta información de seguimiento de la opinión pública, incluyendo información de actitudes relativas a fenómenos políticos y a temáticas sociales de interés para la población uruguaya.

 La información brinda insumos para comprender el contexto social en que se desarrolla el ejercicio del gobierno, la política nacional y la vida social de los uruguayos.

En este informe analizaremos la evaluación de la ciudadanía sobre la gestión del gobierno nacional presidido por el Dr. Tabaré Vázquez, de modo general y en áreas específicas como economía, educación y seguridad.

Este informe será presentado como primicia en los informativos de Telenoche 4 y su divulgación está autorizada únicamente tras la emisión de dicha presentación.

Ficha Técnica

ficha tecnica

Resultados

Evaluacion de gob

evaluacion gobierno

aprobacion gobierno 2

intencion de voto

p5 nueva

Análisis 

Estabilidad con saldo negativo continúan caracterizando la evaluación de gestión gubernamental

La percepción de la ciudadanía respecto a la gestión de gobierno del Dr. Tabaré Vázquez ha mostrado una tendencia de gran estabilidad en las últimas mediciones de nuestro Monitor de Opinión Pública, con leves fluctuaciones comprendidas dentro del margen de error. Actualmente, un 28% califica la gestión como buena o muy buena (24% y 4% respectivamente), en tanto un 41% la califica como mala o muy mala (25% y 16%) y un 31% como ni buena ni mala. Desde diciembre de 2017, la población insatisfecha con la gestión gubernamental ha fluctuado entre el 40% y 43%, con un promedio de 41% tomando en cuenta todas las mediciones. Este promedio de la serie histórica coincide con el porcentaje de desaprobación registrado en la actual medición. La aprobación de gobierno en tanto, ha fluctuado entre 26% y 29% desde esa fecha, con un promedio de 28% que también coincide con el registrado en nuestra encuesta de marzo. En suma, la evidencia es robusta en cuanto a la existencia de una  opinión pública con predominio estable de la desaprobación de gobierno, con una brecha que actualmente es de 13 puntos entre quienes desaprueban y aprueban la gestión.

 Menor nivel de aprobación respecto a 2014 desafía al oficialismo de cara al ciclo electoral

 La fotografía de marzo 2019 contrasta fuertemente con los niveles de aprobación registrados en las últimas dos administraciones frentistas según toda la evidencia de opinión pública disponible. Respecto específicamente a la anterior administración frentista, en abril de 2014 la gestión presidencial (en ese entonces encabezada por José Mujica) recogía un saldo ampliamente positivo con un 47% poblacional que consideraba la gestión como buena o muy buena y un 22% que la consideraba mala o muy mala.

En pocas palabras, la desaprobación de gobierno es hoy 20 puntos superior a la existente hace 5 años atrás y la aprobación es 20 puntos menor. Este cambio constituye para el oficialismo un desafío relevante de cara al ciclo electoral venidero en la medida que la evaluación positiva del gobierno se halla relacionada a la probabilidad de voto al oficialismo. Como se exhibe en el gráfico 4, hay una fuerte correlación entre evaluación gubernamental e intención de voto. Entre quienes evalúan la gestión como buena o muy buena, 68% votaría al Frente Amplio si las elecciones fueran el próximo domingo y un minoritario 19% votaría a alguna opción opositora. A la inversa, entre quienes desaprueban la gestión, 75% votaría por una opción opositora y sólo 3% se inclinaría por el Frente Amplio. Al mismo tiempo, entre quienes ni aprueban ni desaprueban la gestión, el segmento de los indecisos crece al 31%, dentro de un panorama dividido donde prevalece el voto a la oposición.

 La fuerte asociación entre evaluación gubernamental e intención de voto (que se reitera medición tras medición) confirma que las perspectivas electorales para el oficialismo podrían mejorar con un crecimiento de la aprobación de gobierno. De hecho, las dos administraciones frentistas previas mejoraron sus niveles de aprobación de gobierno en los años electorales (2009 y 2014), aunque partiendo desde pisos bastante más altos que los actuales. A la inversa, si la tendencia de saldo negativo continuara incambiada, esto sería un obstáculo importante para el FA y su objetivo de renovar la conducción del gobierno. Debe recordarse, por otro lado, que junto a los aspectos evaluativos “retrospectivos” también es relevante tomar en cuenta los “prospectivos”, que se vinculan a las ideas y propuestas presentadas y debatidas por los candidatos y las fuerzas políticas en el marco de la campaña. Al mismo tiempo, es también necesario considerar que en el presente informe presentamos únicamente la evaluación de la actual gestión presidencial. Sin embargo, dado que llevamos tres períodos consecutivos con el Frente Amplio en la conducción de gobierno, también será relevante conocer en futuros análisis cómo evalúa la ciudadanía de forma agregada la gestión frentista desde 2005 en adelante.

La Seguridad continúa siendo el área de gestión con mayor insatisfacción ciudadana.

Cerca de 7 de cada 10 uruguayos considera que la gestión gubernamental es mala o muy mala y sólo 1 de cada 10 la cataloga como buena o muy buena, configurando así por amplio margen el área de política pública con mayor nivel de desaprobación. La brecha entre quienes desaprueban y aprueban es de 59 puntos, con lo cual queda en evidencia que un sector significativo de la ciudadanía (entre ellos un sector importante del electorado ) evalúa desfavorablemente la gestión en seguridad aunque no lo haga al pensar en la gestión presidencial en su conjunto.

La fuerte desaprobación en seguridad es consecuente con indicadores objetivos y subjetivos. En cuanto a los primeros, vale recordar que recientemente se conocieron cifras oficiales de 2018, confirmándose que el año cerró con una tasa inédita de homicidios y un incremento sustantivo de la tasa de rapiñas. En cuanto a la dimensión subjetiva, recuérdese que la seguridad continúa siendo una de los principales preocupaciones del electorado uruguayo. En esta misma medición de marzo, de hecho, 42% respondió que la seguridad es el principal problema que actualmente afronta el país.

 La ciudadanía también sostiene una visión predominantemente negativa sobre la gestión económica, aunque la tendencia es más atenuada respecto a la evaluación en seguridad. La mitad del electorado uruguayo considera que la gestión económica es mala o muy mala, duplicando al 24% que la considera buena o muy buena. Finalmente, en términos de la gestión en educativos hay relativa paridad entre quienes aprueban y desaprueban la gestión, con un leve predominio de la desaprobación (40% a 35%). Por tanto, de las tres principales preocupaciones de la ciudadanía, podría decirse que la educación es el área donde al gobierno le va comparativamente mejor, aunque en el marco de un humor ciudadano predominantemente crítico.

* Ante cualquier consulta relativa a éste u otros servicios comunicarse con Opción Consultores info@opcion.com.uy; Tel. (598) 2413-6509.