Imagen4

El Monitor de Opinión Pública presenta información de seguimiento de la opinión pública, incluyendo información de actitudes relativas a fenómenos políticos y a temáticas sociales de interés para la población uruguaya.

La información brinda insumos para comprender el contexto social en que se desarrolla el ejercicio del gobierno, la política nacional y la vida social de los uruguayos.

La información presentada proviene de una encuesta de telefonía celular a 800 sujetos mayores de 18 años residentes en todo el país. La medición fue realizada entre el 14/9/2018 y el 6/10/2018 sobre la base de un muestreo aleatorio estratificado proporcional con cuotas de sexo y edad. El margen de error muestral es de +-3.5% con un 95% de nivel de confianza. Los resultados se encuentran ponderados por nivel educativo y voto anterior del encuestado. La encuesta fue contratada por Montecarlo Televisión en conjunto con  diversos actores políticos.

Los informes son presentados como primicia en los informativos de Telenoche 4.

Resultados

Gráfico 1: Intención de Voto por Partido – Octubre 2018.

Imagen1Gráfico 2: Intención de Voto – Serie Mayo 2016 – Octubre 2018.

Imagen2Gráfico 3 : Intención de Voto – Comparación Octubre 2013 vs Octubre 2018 .

Imagen3

Análisis

En nuestro Monitor de Opinión Pública realizado entre setiembre y octubre pasado, se observa un leve incremento en el liderazgo del Partido Nacional en intención de voto partidaria. Si bien el PN pierde 1 punto respecto a la medición anterior (junio), el Frente Amplio cae 3 puntos, por lo que la brecha a favor del PN llega a ser de 5 puntos, lo que supone 2 puntos adicionales de ventaja respecto al trimestre pasado. Nuestra medición también registra un nuevo incremento en intención de voto para el Partido Colorado, subiendo 2 puntos respecto a junio y marcando un 11% de intención de voto. En cambio, el Partido de la Gente desciende 4 puntos en intención de voto y capta al 4% del electorado, lo que vuelve a situarlo cerca de su promedio de intención de voto desde su fundación en 2016. El Partido Independiente, en tanto, preserva un 4% de las preferencias, siendo una de las fuerzas políticas con intención de voto más estable en la actualidad (el PI ha marcado 4% en nuestras 3 mediciones de 2018). Por último, nuestra encuesta registra un 13% de votantes en blanco y un 12% que no contestó o se manifestó indeciso. Sumadas, estas categorías de votantes indefinidos alcanzan un 25% del electorado, trepando 7 puntos respecto a la medición anterior.

Observando en el gráfico 2 nuestra serie histórica trimestral desde 2016 en adelante (es decir, datos a posteriori de las pasadas elecciones presidenciales de 2014), queda en evidencia un panorama de relativa estabilidad en las dos principales fuerzas políticas del país. PN y FA s se muestran claramente distanciados respecto al resto y a su vez han venido rotando frecuentemente en el liderazgo de intención de voto, captando cada uno un rango entre el 25% y el 32% del electorado. No obstante, esta es la segunda medición consecutiva en que el Partido Nacional obtiene el liderazgo en intención de voto y la brecha actual de 5 puntos entre ambos partidos es la más grande de todas las registradas en esta serie histórica.

El Partido Colorado, en tanto, ha logrado por primera vez desde 2016 alcanzar los dos dígitos. En todas las mediciones anteriores, había oscilado entre 7 y 9 puntos, por lo cual sus 11 puntos actuales constituyen una novedad destacable.

Finalmente, los demás partidos sumados alcanzan hoy al 9% del electorado. Aquí, la mayor parte de los votantes se dividen hoy en partes iguales entre el Partido de la Gente y el Partido Independiente. Unidad Popular, en tanto, registra generalmente entre 1% y 2% del electorado, lo que le abre nuevas posibilidades de renovar e incluso incrementar su presencia parlamentaria. Reflejando el impacto de la formación del Partido de la Gente, la suma de estos partidos había trepado de niveles cercanos al 5% en 2016 a guarismos superiores al 10% desde junio 2017, con un registro máximo de 14 puntos en el trimestre pasado.

Otro eje de comparación clave es con octubre de 2013 pues permite contrastar la actual intención de voto con aquella existente en un mismo punto de distancia respecto al ciclo electoral. Al respecto, queda en evidencia un panorama pre-electoral claramente más adverso para el Frente Amplio, pues su intención de voto actual es 13 puntos menor a la que tenía en octubre de 2013. En cambio, el Partido Nacional tiene 8 puntos más de intención de voto, en tanto también es 7 puntos mayor en la actualidad el porcentaje de votantes de otros partidos, por efecto fundamentalmente del surgimiento del Partido de la Gente y de la mayor intención de voto del PI frente a 5 años atrás. Por último, el Partido Colorado se encuentra hoy 2 puntos por debajo de octubre de 2013. De forma agregada, mientras la oposición sumada alcanzaba el 37% de las adhesiones en octubre de 2013, hoy llega exactamente al 50% de las preferencias.

¿Qué podemos concluir a partir de las cifras presentadas? En primer lugar, debemos enfatizar que nos hallamos en un período pre-electoral, en el que la campaña propiamente dicha aún no ha comenzado más allá de la mayor actividad político-partidaria registrada en tiempos recientes. Al mismo tiempo, es clave recordar que la ciudadanía no sólo elige partidos sino también candidatos, hecho que se agudiza en segunda vuelta cuando una proporción significativa de la ciudadanía deberá votar por un candidato ajeno al de su partido. Recién al culminar las elecciones internas en los diferentes partidos, podremos propiamente evaluar intención de voto captando simultáneamente tanto identificación por partido como por candidato.

Previo al desenlace de las elecciones internas, lo que pueden establecerse son tendencias de identificación y comportamiento electoral partidario (como las aquí presentadas), simpatías por diferentes pre-candidatos y, en todo caso, escenarios hipotéticos con virtuales candidatos por cada partido (que, por más factibles que sean, no dejan de ser escenarios simulados).

Con este importante recaudo, la comparación respecto al ciclo electoral pasado indica con claridad que el Frente Amplio se enfrenta a un escenario más adverso, especialmente por el hecho de que su fidelización del voto de claramente menor que en el pasado.  Mientras en octubre de 2013 la mayoría de los votantes frentistas de 2009 también declaraban intención de voto al FA para 2014, hoy el FA retiene a poco más de la mitad de quienes lo votaron en 2014. Esto no significa necesariamente que los ex frentistas hayan migrado a otros partidos. De hecho, entre quienes votaron al FA en 2014 pero hoy no lo harían, 60% se manifiesta indefinido (sea indecisos, en blanco o anulado). De las decisiones electorales que finalmente asuma ese segmento de frentistas hoy indefinidos (que representan alrededor de un 15% del electorado general) dependerá en buena medida la suerte de la próxima elección.

Por otro lado, cuanto mayor cercanía con el ciclo electoral, más probable es que las grandes tendencias presentadas no sufran variaciones dramáticas. En este sentido, el hecho que a casi un año de la primera vuelta, el PN y el FA sigan claramente distanciados del resto de los partidos políticos aunque raramente superando la barrera de los 30 puntos, robustece dos hipótesis clave: la de un balotaje entre ambas fuerzas políticas igual que en las dos elecciones anteriores y la de un futuro gobierno sin mayoría parlamentaria propia (lo que constituiría una novedad respecto a las tres últimas administraciones) y con un parlamento más fraccionado como consecuencia del crecimiento de fuerzas como el Partido Independiente y el Partido de la Gente.

 * Ante cualquier consulta relativa a éste u otros servicios comunicarse con Opción Consultores info@opcion.com.uy ; Tel. (598) 2413-6509