Imagen4

 

El Monitor de Opinión Pública presenta información de seguimiento de la opinión pública, incluyendo información de actitudes relativas a fenómenos políticos y a temáticas sociales de interés para la población uruguaya.

La información brinda insumos para comprender el contexto social en que se desarrolla el ejercicio del gobierno, la política nacional y la vida social de los uruguayos.

La información presentada proviene de una encuesta de telefonía celular a 800 sujetos mayores de 16 años residentes en todo el país. La medición fue realizada entre el 4/6/2018 y el 14/6/2018 sobre la base de un muestreo aleatorio estratificado proporcional con cuotas de sexo y edad. El margen de error muestral es de +-3.5% con un 95% de nivel de confianza. Los resultados se encuentran ponderados por nivel educativo y voto anterior del encuestado. La encuesta fue contratada por Montecarlo Televisión en conjunto con  diversos actores políticos.

Los informes son presentados como primicia en los informativos de Telenoche 4.

 

Resultados

Gráfico 1. Uso Problemático de Telefonía Celular

Imagen1

 

Gráfico 2. Uso Problemático Según Frecuencia de Uso de Tel. Celular.

Imagen2Gráfico 3. Uso Problemático de Celular por Edad y Nivel Educativo

Imagen3Gráfico 4. Frecuencia de Uso de Celular por Edad y Nivel Educativo.

Imagen4

Análisis

La universalización de la telefonía celular es una de las grandes tendencias de cambio experimentadas por la sociedad uruguaya en la última década. Según el Banco Mundial, en 2016 la suscripción a telefonía celular en Uruguay tenía una tasa de 149 teléfonos cada 100 habitantes, superando largamente tanto el promedio global como las tasas de la mayoría de países latinoamericanos. Además, el uso de los llamados smart phones (dispositivos cuyas funcionalidades exceden largamente aquellas referidas a la telefonía clásica y que disponen de conexión a Internet) creció notablemente. Entre 2013 y 2016, por ejemplo, los teléfonos inteligentes pasaron de ser el 27% al 74% de los dispositivos celulares utilizados en el país. Es justamente con la expansión del uso de los smart phones que también comienzan a reportarse modalidades de uso con aspectos adictivos lo que a su vez se transforma en tema de creciente investigación e interés científico-social.

En este contexto, en nuestro módulo especial TICs aplicado en la última edición del Monitor de Opinión Pública, preguntamos a los encuestados si consideraban que utilizaban su teléfono celular con la frecuencia adecuada, más de lo necesario o menos de lo necesario. Al respecto, comprobamos que 30% de los encuestados declararon usar su celular más tiempo del que deberían, en tanto un 8% reportó usarlo menos de lo necesario y el mayoritario 62% declaró emplearlo lo necesario.

En el gráfico 2 se aprecia que la auto-percepción de uso excesivo de telefonía celular depende en buena medida de la frecuencia con que se emplee. Concretamente, cuanto mayor es la frecuencia diaria de utilización de dichos dispositivos, mayor es la probabilidad de percibir un uso excesivo. 52% de quienes usan su celular todo o casi todo el tiempo considera que ese uso es excesivo, porcentaje que desciende a 38% en quienes lo usan muchas veces al día, a 16% en quienes lo usan algunas veces al día, 6% en quienes lo utilizan pocas veces al día y 4% en quienes lo usan una vez por día o menos.

En el gráfico 3, en tanto, se aprecia que las variables de edad y nivel educativo se asocian fuertemente con la percepción de uso problemático de telefonía celular. Un 40% de la población de nivel educativo alto (estudios terciarios) reportó un uso excesivo de celular, casi duplicando al 21% de nivel educativo bajo (ciclo básico de secundaria incompleto). En tanto, 45% del segmento de 18 a 34 años declaró utilizar su celular más de lo que debería frente a 29% de la población de edades adultas intermedias y sólo 8% de la población adulta mayor. Las tendencias encontradas, probablemente, se explican en buena medida por el hecho de que los adultos jóvenes y personas de nivel educativo alto son quienes más utilizan su celular,  lo que a su vez incide en la auto-percepción de uso problemático. Por ejemplo, según datos adicionales analizados y presentados en el gráfico 4, el segmento de población adulta joven (18 a 34 años) que usa muy frecuentemente su celular casi duplica al de adultos mayores (70% contra 36%). Similarmente, 76% de quienes cuentan con nivel educativo alto son usuarios de alta frecuencia contra un 43% del segmento de nivel educativo bajo.

También es importante tomar en cuenta que el uso problemático de telefonía celular puede estar presente en la población menor de edad (en especial en población adolescente), cuya información no es relevada por nuestro Monitor de Opinión Pública. Al respecto, estudios de otros contextos como Estados Unidos y España han sugerido una incidencia importante en el uso problemático de celular en dicho segmento poblacional, consecuente con su alta frecuencia de uso.

En suma, la mayor conectividad de la que goza la población uruguaya gracias a la expansión de la telefonía celular y los “teléfonos inteligentes”, ha traído también un nuevo desafío: el uso excesivo (e incluso adictivo) de dichos dispositivos. Basado en datos de auto-percepción (que deben ser complementados con otros enfoques), 3 de cada 10 uruguayos reportan un uso problemático, creciendo dichos porcentajes entre los jóvenes y población con alto nivel educativo.

 * Ante cualquier consulta relativa a éste u otros servicios comunicarse con Opción Consultores info@opcion.com.uy ; Tel. (598) 2413-6509