Imagen4

El Monitor de Opinión Pública presenta información de seguimiento de la opinión pública, incluyendo información de actitudes relativas a fenómenos políticos y a temáticas sociales de interés para la población uruguaya.

La información brinda insumos para comprender el contexto social en que se desarrolla el ejercicio del gobierno, la política nacional y la vida social de los uruguayos.

La información presentada en este caso proviene de una encuesta web de 1359 personas mayores de 17 años residentes en todo el país. La medición fue realizada entre el 30/4/2018 y el 15/5/2018 sobre la base de un muestreo a usuarios de Facebook e Instagram con cuotas de sexo, edad y región. Los resultados se encuentran ponderados por nivel educativo y voto anterior del encuestado. La encuesta fue contratada por Montecarlo Televisión en conjunto con  diversos actores políticos.

 Los informes son presentados como primicia en los informativos de Telenoche 4.

 

Resultados

Gráfico 1: Opinión Sobre Efectos de Inmigración Latinoamericana

Imagen1

Gráfico 2:Opinión Sobre Inmigración según Nivel Educativo

Imagen2Gráfico 3:Opinión Sobre Inmigración según Voto Anterior

Imagen3Análisis

 Desde hace pocos años, Uruguay se halla experimentando un proceso de crecimiento sostenido de la inmigración. Diversos datos disponibles marcan que la mayor parte de los inmigrantes son de origen latinoamericano. En 2017, por ejemplo, se observó un incremento del 6% del número de residencias permanentes tramitadas por ciudadanos de países del Mercosur, llegando a 9.206. Dentro de este subgrupo, es particularmente destacable la migración venezolana, que en 2017 tramitó 3.248 residencias (35% del total) y que solo en el primer cuatrimestre de 2018 lleva procesadas 2.486 solicitudes. Adicionalmente, se ha observado el crecimiento significativo de otras minorías inmigrantes. Existe, por un lado, una creciente población de origen cubano, mayormente arribada al país tras una larga y dificultosa ruta migratoria (estimada entre 8.000 y 9.000 personas según autoridades del consulado cubano). Otro relativamente novedoso grupo migratorio lo compone la población dominicana. Son los dominicanos, de hecho, uno de los subgrupos con mayores solicitudes de residencia desde países que no integran el Mercosur.

Aunque en números absolutos los inmigrantes (tanto los recientes como los de larga data) siguen representando un pequeño porcentaje de la población uruguaya (no superior al 5%), los nuevos procesos migratorios han cobrado fuerte visibilidad y producido una diversidad de impactos económicos, culturales y sociales. Es pertinente, por tanto, examinar cómo evalúan los uruguayos dichos procesos.

En la edición web de nuestro Monitor de Opinión Pública, preguntamos a la ciudadanía sobre su parecer en torno a los efectos de la nueva migración al país, solicitando en particular una evaluación global sobre cuán positiva o negativa ha sido la llegada de inmigrantes venezolanos, cubanos y dominicanos. Como tendencia general, se observa una población fuertemente dividida, con una leve mayoría de quienes observan críticamente este proceso. Mientras un 10% apoya fuertemente la llegada de estas oleadas inmigrantes y otro 28% la considera más bien positiva, un 17% la rechaza de plano y otro 25% la tilda de algo negativa. Quienes ven favorablemente este proceso suman así un 38%, mientras quienes lo observan de forma crítica componen un 42%, en tanto 1 de cada 5 uruguayos no tiene posición fijada.

La división ciudadana en torno al efecto de estas nuevas corrientes migratorias se condice plenamente con un estudio de la Unidad de Población de la Facultad de Ciencias Sociales de UDELAR (“Los Uruguayos ante la Inmigración”), publicado en 2017. En dicho estudio, se concluye que un 45% no considera deseable que lleguen inmigrantes al país, mientras otro 40% apoya dicho proceso. Es decir, la misma división en dos grandes mitades que existe respecto a la llegada de inmigrantes en general, se repite de forma casi idéntica al interrogar sobre la inmigración latinoamericana reciente en particular.

La existencia de un importante segmento de la población que observa críticamente los procesos migratorios que actualmente vive el país refleja, como en otras temáticas, un desfasaje entre las posturas predominantes en el sistema político uruguayo y la ciudadanía. Cabe destacar, al respecto, que la gran mayoría de los elencos políticos nacionales han apoyado las actuales políticas y procesos migratorios, así como algunos cambios de importancia en la legislación uruguaya sucedidos en la última década (como ser las leyes 18.250 y 19.254). Esto establece una diferencia importante respecto a otros contextos, por ejemplo el europeo, en donde existen partidos políticos con plataformas que alientan la restricción de los procesos migratorios y sostenidos en una fuerte base electoral.

Los hallazgos de Opción Consultores también refuerzan otras conclusiones de anteriores investigaciones en la temática. Por un lado, vuelve a comprobarse una fuerte variación del apoyo o crítica a los procesos migratorios según nivel educativo. Concretamente, a mayor nivel educativo hay una mayor probabilidad de considerar favorablemente los efectos de la inmigración latinoamericana al Uruguay. Un 53% de nivel educativo alto (estudios terciarios) apoya este proceso, frente a un 42% del estrato de nivel educativo (ciclo básico completo hasta bachillerato completo) y sólo un 29% del estrato de nivel educativo bajo (ciclo básico incompleto o primaria). De acuerdo a estudios adicionales cualitativos realizados por Opción Consultores, parte del mayor rechazo hacia la inmigración en los grupos de nivel socioeconómico bajo se debe a la percepción de que los inmigrantes constituyen un factor competitivo que incrementa el desempleo y afecta negativamente los salarios.

Por último, nuestros datos exhiben una variación en las posturas sobre inmigración según comportamiento electoral e identidades partidarias, especialmente entre votantes frentistas de un lado y votantes blancos o colorados del otro. Por ejemplo, analizando las cifras según voto en 2014, comprobamos que algo más de la mitad del electorado frentista (52%) considera positiva la llegada de inmigrantes latinoamericanos, porcentaje que se reduce al 30% en votantes del Partido Colorado y al 25% en votantes del Partido Nacional. A la inversa, mientras un 29% de quienes votaron al FA considera negativa la llegada de inmigrantes venezolanos, cubanos y dominicanos, ello sucede con un 55% de los votantes del PN y un 58% de los votantes colorados. En la población que no votó en 2014 (mayormente nuevos y jóvenes votantes en la próxima elección), las aguas están divididas: 42% considera algo o muy positiva la llegada de inmigrantes y 41% opina lo contrario.

La constatación de diferencias significativas en el apoyo a la inmigración según el perfil ideológico de los electores, y, en especial, el mayor apoyo por parte del electorado de izquierda, se encuentra plenamente en línea con los datos para otros contextos. A su vez, los datos permiten concluir que en los partidos tradicionales es claramente mayor el desafío de resolver el actual divorcio existente un electorado con importantes niveles de aversión hacia la inmigración y una dirigencia partidaria que su amplia mayoría la considera saludable para el país.

* Ante cualquier consulta relativa a éste u otros servicios comunicarse con Opción Consultores info@opcion.com.uy ; Tel. (598) 2413-6509