Monitor-OP

El Monitor de Opinión Pública presenta información de seguimiento de la opinión pública, incluyendo variables relativas a expectativas y evaluación del  gobierno, imagen de partidos y líderes políticos, intención de voto, así como caracterización del contexto social en el que desarrollan sus vidas los uruguayos. La información brinda insumos para comprender el contexto social en que se desarrolla el ejercicio del gobierno,  la política nacional y la vida de los ciudadanos.

A continuación se presentan resultados correspondientes a la encuesta aplicada entre el 1  y  el 15 de marzo de 2017 en todo el territorio nacional.

Los resultados fueron presentados el día jueves 29 de junio en Telenoche Edición Central – Canal 4.

La percepción sobre los roles de género

 La “cuestión de género” se ha extendido en el discurso, las noticias y la agenda de problemas de la sociedad actual. Uno de los puntos centrales de la discusión es cómo concebimos hoy los roles de género, es decir aquellas actividades, aptitudes y actitudes que están socialmente relacionadas al ser hombre o al ser mujer.

La interpelación al lugar tradicionalmente dado a la mujer en la sociedad, centrado básicamente en el hogar y los cuidados, es una de las grandes batallas de los movimientos feministas. Sin dudas, la integración de la mujer al mercado laboral fue el puntapié inicial más contundente para la re-significación de los roles de género y para el resquebrajamiento de esa concepción tradicional.

 Aun así, persiste un debate respecto a cómo y para qué se estimula a niños, niñas y jóvenes de modo de realizar tareas cotidianas y alcanzar metas en la vida. Identificar y problematizar cómo estamos educando respecto a los roles de género es clave, dado que quiénes somos es una construcción social y personal, originada en los primeros años de vida y basada en las características que el entorno social le atribuye al ser de un sexo u otro.

 Frente a esta realidad, el Monitor de Opinión Pública de Opción Consultores indagó en la opinión de los uruguayos respecto a si existe una estimulación diferencial por sexo a niños y adolescentes respecto al estudio, el mercado laboral, las tareas del hogar y el relacionamiento con el sexo opuesto.

 Placa 1

 

Consultados sobre a quién se estimula en mayor medida a ser mejores estudiantes, la gran mayoría de los encuestado (82%) consideran que se estimula a ambos sexos por igual. Este porcentaje es aún mayor entre los encuestados mayores de 50 años y entre los del nivel educativo alto.

Entre quienes optaron por un sexo, el 12% consideró que se estimula más a niñas y adolescentes mujeres y sólo un 6% consideró que se estimulaba más a varones. Entre los encuestados más jóvenes, casi un quinto consideró que se estimulaba más a mujeres que a varones, lo mismo sucede entre los encuestados de nivel educativo alto.

En cuanto a la estimulación de niñas y niños para alcanzar mejores posiciones laborales, en general (72%) los encuestados consideran que se estimulan de igual forma, siendo esta postura más amplia entre los de nivel educativo bajo, aquellos de mayor edad y los del interior.

Un 21% de los encuestados consideró que se estimula más a hombres y sólo un 7% más a mujeres. El sesgo hacia los varones es mayor en los encuestados de mayor edad, entre los montevideanos y entre los de nivel educativo alto.

Placa 2 (2)

Es relevante observar cómo se visualizan los roles al seno del hogar. Consultados respecto a quién se estimula en mayor medida para realizarla las tareas del mismo, el 61% de los encuestados se inclinó por niñas y adolescentes mujeres, opción mayoritaria en todos los segmentos. Un 38% consideró que se estimula a ambos sexos por igual y sólo un 2% a los varones.

Los hombres, los mayores de 50 años y los encuestados de nivel educativo bajo son quiénes más se inclinaron por una estimulación pareja entre varones y mujeres. En cambio, más del 65% de las mujeres y de los encuestados de nivel educativo alto, consideraron que se estimula más a las mujeres.

Finalmente, se indagó sobre las percepciones respecto la estimulación para agradar al sexo opuesto. Más del 60% de los encuestados consideraron que se estimulan por igual a ambos sexos. Este porcentaje crece entre los mayores de 50 años y los de nivel educativo bajo.

Un 31% se inclinó por un estimulación mayor a niñas y adolescentes mujeres, posición más fuerte entre los jóvenes y los encuestados nivel educativo alto.

Conclusiones - El hogar continua siendo percibido como un espacio femenino

-Un buen nivel educativo y una buena posición laboral son considerados motivaciones inculcadas por igual entre hombres y mujeres. En términos generales, los encuestados respondieron mayoritariamente que se estimula a ambos sexos por igual para ser exitosos en el sistema educativo y en el mercado laboral.

-Hay dos estereotipos de género que parecen mantenerse en las opiniones de los uruguayos respecto a la estimulación de niños y niñas. El primero de ellos tiene que ver con el relacionamiento con el sexo opuesto, donde se visualiza que las mujeres son ampliamente más estimuladas para agradar que los hombres. El segundo es claramente la participación de las mujeres en el hogar. Esta es la única variable donde la preferencia por las mujeres es mayoritaria en todos los segmentos, inclusive frente a las otras dos opciones sumadas. Esto significa que el hogar continúa siendo visualizado como un espacio femenino, con una amplia consideración respecto a que las niñas y adolescentes mujeres son las principales motivadas a participar en él, mucho más que lo que se motiva a varones (sólo un 2% de los encuestados manifestó que se estimula más a los hombres).
.
-A pesar de lo esperado, el sexo no es una variable que muestre diferencias en las formas en que se percibe esta estimulación diferencial entre niños y niñas. Hombres y mujeres en general parecen estar de acuerdo en quiénes más estimulan para cada caso, a excepción de las tareas del hogar donde un mayor número de hombres considera que se estimula más a ambos sexos y un mayor número de mujeres considera que se estimula más a las niñas.
.
-El nivel educativo y la edad si parecen estar más correlacionados con las percepciones respecto al objeto de estudio. Las personas de mayor edad y aquellas de nivel educativo bajo muestran porcentajes más altos en posturas más de tipo tradicional, tanto respecto a la participación femenina en el hogar como en la visualización de motivaciones equitativas, por ejemplo, en el mercado de trabajo. En cambio, los más jóvenes y los encuestados con mejor nivel educativo presentan posiciones contrarias, con posturas más familiarizadas a la discusión sobre las desventajas de las mujeres en diversos ámbitos como el hogar y el trabajo.

Metodología de Investigación

La información presentada se desarrolla en base a encuesta online a 1.300 sujetos mayores de 18 años residentes en todo el país.  La medición fue realizada entre el 01/03/2017 y el 15/03/2017.