CONFIANZA DEL CONSUMIDOR

Es un indicador económico que mide el grado de optimismo que los actores económicos sienten sobre el estado general de la economía y sobre su situación financiera personal. Cuando los niveles de confianza son altos éstos provocan un ciclo positivo de impulso en inversiones y compras por parte de los actores económicos,  teniendo como consecuencia la expansión económica.

 

INFORME ABRIL 2014

Pregunta 1: ¿Cómo evalúa su situación económica personal y de su familia en la actualidad?  Utilizando la siguiente escala: Muy mala; Mala; Regular; Buena; Muy buena.

Gráfico 1 y 2: Evaluación de la Situación Económica Personal Actual

Gráfico 3: Evaluación de la Situación Económica Personal Actual segmentado por Sexo, Edad, NSE, Región, Identificación Ideológica.

 

Pregunta 2: ¿Piensa que va a mejorar o empeorar en el próximo año?

Gráfico 4: Expectativas Futuras – Economía Personal

Gráfico 5: Expectativas Futuras – Economía Personal: segmentado por Sexo, Edad, NSE, Región, Identificación Ideológica.

Pregunta 3: Y pensando en el país en general… ¿Cree que la situación económica del país va a mejorar o empeorar en el próximo año?

Gráfico 6: Evaluación de Situación Económica del País.

Gráfico 7: Evaluación de Situación Económica del País: segmentado por Sexo, Edad, NSE, Región, Identificación Ideológica

CONCLUSIONES
EVALUACIÓN DE SITUACIÓN ECONÓMICA PERSONAL Y FAMILIAR
Los valores se mantienen relativamente estables –aunque con tendencia negativa- en relación a la percepción de la situación económica personal y familiar actual, mientras que las expectativas positivas futuras registran tendencias de aumento.
Las personas con niveles económicos más bajos resultan ser quienes presentan expectativas más optimistas hacia el futuro, siendo ellas quienes evalúan peor su situación actual. Precisamente lo opuesto se evalúa entre aquellos con niveles socioeconómicos más elevados; son quienes mejor evalúan su situación presente, pero son los más críticos frente al futuro.

EVALUACIÓN DE SITUACIÓN ECONÓMICA DEL PAÍS

En comparación con la serie histórica, las expectativas positivas de los uruguayos sobre la futura situación económica del país vienen en aumento.
Especialmente esto es así entre las mujeres, las personas más jóvenes, entre quienes se auto identifican como de izquierda y las personas de NSE bajo, al igual que se identificaba en la anterior medición.
SÍNTESIS

“Las expectativas de los uruguayos en las vísperas de las Elecciones Internas y del Mundial de Fútbol, se mantienen muy fuertes e incluso en ascenso, lo que asegura un clima de consumo e inversión expansivo”. “Contrariamente se registra un aumento en la percepción negativa respecto a la situación económica personal, problemente influenciada por la inflación – cercana al 8,5% – aunque en un contexto de crecimiento del salario real – aproximado al 3% – y de expansión de la tasa de empleo.”